Retrato de Jenny Bowker

Retrato de Jenny Bowker

Artista de acolchado de Australia
texto antiguo

La australiana Jenny Bowker no es solo una artista de acolchado y una cotizada miembro de jurado en concursos de acolchado, sino que también viaja por todo el mundo como profesora de acolchado. Como esposa de un diplomático, pasó muchos años en el Medio Oriente. Durante esta época estudió primero pintura con un artista en Palestina, tras lo cual hizo cuatro años de carrera de Bellas Artes, que terminó con matrícula de honor en 1997 en la Universidad Nacional de Australia. Justo cuando quería terminar la carrera, su marido fue trasladado a Gaza, donde trabajó con palestinos. Jenny y los niños le siguieron seis meses después. En esta época hacía acolchados solo por pura diversión y se dio cuenta de que todo lo que se puede expresar con colores también se puede trabajar en telas. Las telas resultan mucho más fáciles de trabajar, dan una sensación maravillosa y los colores también parecen más frescos y claros. Requiere precisión, pero los antecedentes de Jenny como asistente de laboratorios científicos, donde trabajaba con microscopios electrónicos, y su pasión por los patrones parecen haberla conducido directamente a esta forma de arte.

Más tarde, durante su época en Jerusalén, dio su primera clase. Nunca había pensado en dar clases de acolchado. En aquel entonces solo le enseñó a una amiga algunas sencillas técnicas básicas. Pero la amiga vino la semana siguiente con otra amiga y poco después se estaban celebrando reuniones semanales periódicas. En esos meses entró a formar parte de un grupo de acolchado online de Australia y Nueva Zelanda, Southern Cross Quilters. Les escribía cartas sobre su vida en Jerusalén y empezó a elaborar estas cartas en forma de acolchado.

Jenny regresó a Canberra, Australia, y empezó a exponer sus acolchados. Con "Arabesque" ganó inmediatamente un premio. Muestra la vida cotidiana en Damasco y mediante las laboriosas aplicaciones a mano subraya cómo la gente de Oriente Medio entiende el concepto del tiempo de una forma muy diferente y lo regalan con gran generosidad.

Jenny aprendió por sí misma el acolchado con manos libres y está absolutamente convencida de que todo el mundo debería aprender esta técnica antes de que le hagan creer que es demasiado difícil. También ha desarrollado un método de enseñanza propio sobre cómo se puede transformar una fotografía en un acolchado fiel al original siguiendo simplemente las líneas. Desde entonces imparte el popular curso "Images in Applique".

Después de 4 años en Egipto, Jenny comenzó con una serie de retratos de rostros egipcios. Las personas de ese país poseen un rasgo admirable: se toman la vida tal como viene, independientemente de las dificultades o la complejidad o incluso de la pobreza que tienen que soportar. En los rostros se refleja algo de eso, como p. ej. en "Hashim". Es funcionario de seguridad. Jenny visitó en pleno verano la pirámide escalonada y dejó que sus visitantes exploraran solos el lugar mientras ella buscaba un lugar ventilado a la sombra. Hashim estaba sentado en un escalón y le ofreció un sitio a la sombra. Le hizo un par de fotos y más tarde también consiguió el permiso para publicar su retrato como acolchado. "Hashim" ganó nada menos que el 1er premio en el Quiltshow de Canberra, Australia, y está en estos momentos en una gira en la que se muestran los mejores acolchados de grandes artistas del acolchado.