Retrato de Judith Mundwiler

Retrato de Judith Mundwiler

El punto de partida de sus obras suelen ser formas simples, geométricas.

Judith Mundwiler es diseñadora textil y profesora de manualidades. Vive con su familia cerca de Basilea.

El punto de partida de sus obras suelen ser formas simples, geométricas. Las telas y otros materiales se cortan o desgarran en tiras, cuadrados y rectángulos y en general se combinan sin patrón y luego se cosen. De esta manera, los trabajos de Judith Mundwilers parecen directos y naturales.

Desde la cinta de vídeo a la organza de seda, desde la bolsa de plástico a las cintas de líber, desde la red de naranjas, pasando por todo tipo de semillas y flores, de tierra, arena y piedras hasta el papel de aluminio, desde el encaje hasta el hilo metálico, una mezcla de materiales aparentemente incompatible que se dispone para formar un orden vivo y sugerente. Judith Mundwiler casi siempre renuncia a las costuras rectas y rígidas. Deja "libertad de movimientos" al material y también al ojo que lo contempla.

Algunas de las obras de Judith Mundwiler parecen muy frágiles y delicadas; vulnerables como la vida misma. En cambio, de otras piezas nos emana – si somos receptivos para ello – a partir de profundidades "estratificadas" una estética nueva y reconciliadora de unión, superposición y reciprocidad.

Un mensaje que nos sienta bien, precisamente ahora y hoy.
(Texto: Susanne Ernst)